l Inicio Suzuki en Monterrey PDF Print E-mail
Written by Administrator   
Friday, 05 June 2015 08:31

l Inicio Suzuki en Monterrey

Lic. Lorena M. Leal Isida

Aunque antes de esta fecha el maestro Luis Manuel Salazar ya impartía clases con esta metodología, y aún más antes ya se conocía de ella en nuestra ciudad gracias a un concierto presentado en la Sala Chopin de la Escuela Superior de Música y Danza con alumnos y maestros de Estados Unidos que vinieron de gira, es en febrero de 2007 cuando formalmente llegó a Monterrey Suzuki y su filosofía para quedarse.
El Método Suzuki fue introducido en Monterrey por Rodrigo González Barragán, un maestro visionario, filántropo y altruista, quien por el amor a su ciudad y a su comunidad compartió con otros este hallazgo y no vaciló en ofrecerlo como una alternativa de enseñanza a sus colegas.
Así, el doctor González Barragán abrió las puertas de Expresión Musical y Artística, su academia, para poner al servicio de los maestros de música el curso Filosofía Suzuki, impartido por Caroline Fraser. Un curso que, además de sorprender, sacudir y maravillar a todos, fue acogido favorablemente entre la comunidad docente.


Salimos de ese curso y, sin saberlo entonces, la filosofía Suzuki y sus principios estaban empezando a trabajar en aquellos que decidieron hacer de esta su filosofía, no solo de enseñanza, sino de vida. Cada quien en sus propios estudios o academias, o en las instituciones educativas en que laboraban, empezó a sembrar la semilla, a regarla y cuidarla; empezamos a desaprender lo aprendido para darle cabida a una nueva manera de enseñar; incluso a una nueva forma de relacionarnos con nuestros colegas y amigos, con los padres de familia y con los alumnos.
Es en el verano del 2009 cuando, por iniciativa de la maestra Esther de Alba, nace el 1er Festival Suzuki en Monterrey, con maestros nacionales y locales. Un festival, ahora de talla internacional, que a la fecha lleva su 6º edición.


La Escuela Superior de Música y Danza también abrió sus puertas a Suzuki y gracias al constante trabajo de la maestra Claudia López ha logrado mantener y crecer esta comunidad dentro de un espacio que tenía reservada la educación musical solo para aquellos niños talentosos.
Cada vez son más: más alumnos, más maestros, más academias, más festivales, más estudiantes que quieren ser “Suzuki”.
Los principios siempre resultan difíciles; no es fácil motivar a otros cuando no se tienen aún resultados o pruebas que mostrar. Sin embargo con convicción, fe y trabajo, teniendo muy bien definido lo que se quiere lograr, es como se va construyendo poco a poco algo que transformará no solo el panorama cultural de nuestra comunidad sino el entorno social, creando seres humanos sensibles, armónicos, que aman lo bello.


Ha sido así como, a través de este caminar, con nuestro ejemplo, los principios de la Filosofía Suzuki quedan sorprendentemente confirmados:
1. Todos los maestros podemos
2. El ambiente nutre nuestro crecimiento
3. Los maestros aprendemos unos de otros
4. El éxito atrae más éxito
5. La participación de los maestros entrenadores (padres en la educación Suzuki) es esencial. Nuestra capacitación constante nos ayuda a evaluarnos y a recibir retroalimentación y motivación de nuestro(s) mentor(es).
6. Es fundamental motivar y alentar a nuestros colegas. La alabanza sincera motiva, mientras que la crítica causa rechazo.
7. Paso a paso. El crecimiento propio, y el de nuestro estudio o academia, es un proceso gradual.
8. Cada uno a su ritmo. No hay que comparar. Apreciemos a cada maestro y respetemos su velocidad de aprendizaje y crecimiento.
9. Cooperación no competencia. Disfrutemos los logros de los demás.
10. Repetición con enfoque. Aprendemos a desarrollar nuestras habilidades musicales, pedagógicas y sociales con mucha repetición. La repetición no debe ser algo mecánico sino siempre con un enfoque específico.
11. A través de la música creamos un mundo mejor. El objetivo de Suzuki no es solamente enseñar música, sino a través de ella educar a la persona.

Hoy por hoy cada vez son más academias, maestros, niños y padres de familia involucrados en la música gracias a Suzuki. Poco a poco, gracias a este crecimiento, a nuestro trabajo y ejemplo, y sobre todo a nuestro compromiso como educadores Suzuki, iremos viendo en nuestra ciudad lo que ya empieza a pasar en la Ciudad de México y en muchas otras partes del mundo, en donde más festivales Suzuki nacen, lo cual debe ser motivo de alegría porque con cada festival que se hace se tiene la oportunidad de impactar más vidas, de llegar a más niños y familias, de crear un entorno que ayude a nuestro país a tener mejores ciudadanos. Porque con cada festival que ofrecemos a la comunidad estamos brindando educación, crecimiento, motivación, ejemplo, en fin, testimonio de ser Suzuki.

Last Updated on Friday, 05 June 2015 08:34
 
Goto Top